El Hospital Virgen de las Nieves abre una consulta para mejorar la salud sexual de mujeres con patologías ginecológicas

Escrito por Raquel DURAN el 17 ene. 2020
Etiquetas: pacientes
Se va a beneficiar más de un centenar de mujeres, al año, con dolor en las relaciones sexuales, vaginismo, endometriosis o tras ser intervenidas de un tumor ginecológico.
El Hospital Virgen de las Nieves abre una consulta para mejorar la salud sexual de mujeres con patologías ginecológicas

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves ha puesto en marcha una consulta de salud sexual dirigida a mujeres afectadas por procesos patológicos ginecológicos que producen alteraciones importantes en su vida sexual. De esta forma, el hospital granadino aumenta su cartera de servicios con la incorporación de esta prestación que va a beneficiar a más de un centenar de mujeres, al año, con dolor en las relaciones sexuales, vaginismo, endometriosis o tras ser intervenidas de un tumor ginecológico, principalmente de mama.

            El ginecólogo Jorge Fernández, impulsor de esta iniciativa, ha señalado que “se ha detectado una alta incidencia de anomalías en las relaciones íntimas y falta de deseo en pacientes ginecológicas y oncológicas debido a la enfermedad en sí misma o a las consecuencias de los tratamientos”.

            En un estudio interno, realizado por el servicio de Obstetricia y Ginecología del hospital granadino, se ha indicado que el 30% de las mujeres atendidas en consulta ginecológica expresa tener relaciones sexuales insatisfactorias y un 10% dolor durante la realización de las mismas. Según Fernández, estos datos reflejan la necesidad de ofrecer este servicio “para dar solución a este problema y mejorar el bienestar de estas pacientes”.

            La matrona y especialista en sexología, Laura Cámara, atiende a las mujeres derivadas desde Oncología Radioterápica, Ginecología y Reproducción Humana, a esta consulta que se ubica en la tercera planta de consultas externas del Hospital Materno Infantil. Se lleva a cabo dos veces al mes, y la primera actuación es identificar los problemas de cada mujer, que se relacionan con la falta de deseo sexual y dolor durante el coito derivado, bien de patologías ginecológicas, o de los tratamientos radiológicos.

            Cada caso se atiende de forma personalizada, y en las sesiones que cada una requiera, las pacientes trabajan aspectos como el erotismo, la autoestima, la imagen corporal o la comunicación en pareja.