El Hospital inicia la implantación de un sistema de gestión energética integrado con el sistema de gestión ambiental

Escrito por Raquel DURAN el 20 dic. 2018
La implantación de un Sistema de Gestión Energética (SGE) pretende mejorar la eficiencia energética, y el uso y consumo de la energía, para contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero y al cumplimento de los objetivos con Europa 2020.
El Hospital inicia la implantación de un sistema de gestión energética integrado con el sistema de gestión ambiental

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves dispone de una amplia estructura organizativa para la atención a pacientes que necesitan hospitalización, servicio de urgencias, consultas externas y otros servicios asociados.

 Como en el resto de hospitales, este hecho supone desarrollar una gran actividad y necesariamente un gran consumo de recursos naturales, agua y enormes cantidades de energía. De hecho en toda Europa, los hospitales están identificados entre los edificios de uso público menos eficientes y potenciales contaminadores del medio ambiente.

En este contexto, siguiendo las directrices de la Dirección Gerencia del Servicio Andaluz de Salud, el Hospital Universitario Virgen de las Nieves incorpora a su habitual compromiso de protección y cuidado del medio ambiente, la gestión energética en su Sistema de Gestión Ambiental.

La implantación de un Sistema de Gestión Energética (SGE) pretende mejorar la eficiencia energética, y el uso y consumo de la energía, para contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero y al cumplimento de los objetivos con Europa 2020.

De este modo junto con otras actividades encuadradas en la gestión ambiental, se minimiza el impacto de la actividad hospitalaria y se protege el entorno ambiental.

No hay que perder de vista que un uso racional de la energía contribuye a la reducción de la factura energética, pudiendo destinarse estos recursos a inversiones necesarias en otros servicios del Hospital que redunden en una mejor asistencia sanitaria.

La implantación del Sistema de Gestión Energética comienza con una revisión energética inicial, haciendo un diagnóstico de las variables que pueden incidir directamente en el uso de la energía. Se evalúa la demanda energética en los distintos usos específicos como climatización, iluminación, producción de agua caliente, lavandería, cocina, etc.

La recopilación de información, potencia instalada, características,  control de consumos, y equipos de medida, permiten obtener indicadores de gestión, herramienta imprescindible para mejorar la gestión en este sentido.